Categorías

Categorías

Comunicado del Rector - Retorno Flexible (DoReTIC - ReFlex)

Estimados Profesores, Estudiantes y Administrativos UTB

La llegada de la COVID-19 a la ciudad nos distanció en lo presencial, pero nos hizo trabajar más unidos que nunca por seguir avanzando en nuestros objetivos de formación, investigación y extensión. El mes de marzo pasado la UTB fue pionera en la ciudad en tomar la decisión responsable de cancelar las clases presenciales. Fue así como nos vimos forzados a transitar de manera rápida de nuestro tradicional modelo de presencialidad hacia un nuevo modelo de docencia remota. Lo hicimos gracias a nuestra experiencia en la integración tecnológica en nuestros procesos de enseñanza – aprendizaje y lo materializamos a través de la implementación del modelo DoReTIC, que nos sirvió de guía para recorrer por un semestre sin precedentes en nuestra historia.  Luego de los múltiples aprendizajes derivados del primer semestre del año, toda la comunidad académica y administrativa, dedicó amplias jornadas de capacitación durante el período intersemestral para incorporar mejoras al modelo, las cuales fueron recogidas por la nueva versión DoReTIC 2.0, que nos ayudó a marchar por el segundo semestre del año manteniendo vivos los principios fundacionales del modelo: confianza, flexibilidad, responsabilidad y cuidado mutuo.

Con el beneficio de la retrospectiva, podemos decir ahora que las decisiones tempranas que tomamos fueron las mejores. Nos hemos unido como comunidad más que nunca, y hemos convertido múltiples y difíciles desafíos en oportunidades para ser más innovadores y creativos. Hemos desarrollado nuestras actividades garantizando la excelencia y el rigor mientras velamos por el cuidado de todos. Hemos implementado, asimismo, un estricto protocolo de bioseguridad en el Campus que ha servido como referente para otras Instituciones Educativas.

La pandemia ha impuesto un gran peso sobre nosotros. Miembros de nuestra comunidad han perdido seres queridos y han padecido de modo directo las consecuencias lamentables asociadas a la situación. A pesar de haber pasado ya un primer pico del contagio en la ciudad, la incertidumbre ante el futuro es alta.

Aunque en este momento el número de nuevos casos ha bajado en la ciudad, es poco probable que se disponga de una vacuna en el panorama cercano y es alta la probabilidad de una segunda ola de contagios, como se ha visto en otras ciudades del mundo. El virus continúa siendo así una amenaza, razón por la cual cuidar de nuestra comunidad exige y hace prioritario que mantengamos la mínima presencialidad necesaria en nuestros encuentros.

En consideración de lo anterior, garantizando el cuidado de todas y todos de cara al siguiente semestre, hemos adaptado nuestro modelo de docencia remota en su nueva versión de Retorno Flexible (DoReTIC – ReFlex). En esta versión continuaremos ofreciendo la mayoría de nuestros cursos de manera remota. Sin embargo, avanzaremos en la implementación de cursos híbridos, modalidad que fue probada exitosamente en un programa piloto durante este semestre. La modalidad híbrida permite desarrollar clases sincrónicas combinando la presencialidad en el Campus de algunos estudiantes con la participación remota de otros. Contaremos para ello con salones tecnológicamente equipados con cámaras y micrófonos donde, siguiendo las directrices de nuestro protocolo de bioseguridad, los profesores podrán, al tiempo, trabajar con estudiantes que quieran voluntariamente asistir presencialmente a las mismas y con otros que prefieran asistir a las clases de manera remota. Nuestro modelo DoReTIC – ReFlex será, pues, reflejo ante los desafíos del contexto actual y reflejo de nuestra flexibilidad y capacidad institucional para la innovación.

Somos conscientes de la importancia de proveer información temprana a toda la comunidad educativa para reducir la incertidumbre sobre el desarrollo del próximo semestre. No obstante, es importante resaltar que el modelo DoReTIC – ReFlex está diseñado para ser flexible y permitir, en caso de ser necesario o viable, ampliar la presencialidad o regresar completamente al modelo remoto de acuerdo con las condiciones del contexto.

Con base en el trabajo y el esfuerzo de todo el equipo humano de la UTB, puedo decir que me mantengo muy optimista frente al futuro, y con la confianza de que terminaremos el 2020 siendo no solo mejores personas, sino también una comunidad más unida, solidaria y efectiva en la búsqueda del bienestar común y el desarrollo local y regional.

Atentamente,

ALBERTO ROA VARELO

Rector

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook